Como indignante calificó el Gerente de la EMAPA-I, Gustavo Andrade, al atentado que sufrió la tubería de 200 milímetros de la línea de conducción Pinsaquí-San Antonio de Ibarra, la noche del miércoles 31 de julio de 2019.

La afectación a esta infraestructura se produjo en la quebrada El Artesón a la altura de San Roque, en el cantón Antonio Ante, en donde la tubería soportó cortes y golpes con objetos contundentes, situación que produjo el desabastecimiento del líquido vital en los barrios San Vicente, Pucahuaico, Gustavo Pareja, La Compañía de Jesús, Santa Marianita, barrio Sur, San Agustín y La Cruz, de la parroquia San Antonio de Ibarra, durante este jueves 1 de agosto de este año.

Una vez detectado el daño, la EMAPA-I envió a ese sector nueve trabajadores y técnicos, con los respectivos materiales; alrededor de las 15:00 de este día, terminó el arreglo de la tubería e inmediatamente empezaron las operaciones para el envío del agua por esta línea.

En horas de la tarde de este jueves 1 de agosto, los gerentes de la EMAPA-I, Gustavo Andrade y de empresa de agua potable de Antonio Ante, Emir Vázquez, ofrecieron una rueda de prensa en donde rechazaron el hecho que afectó a miles de personas de los dos cantones, que no tuvieron el servicio de agua potable este jueves y a la vez anunciaron que seguirán acciones legales para dar con los autores del atentado.

De acuerdo con técnicos de la institución el servicio en los sectores que soportaron el desabastecimiento de agua potable producto de esta acción se normalizará este viernes 2 de agosto, una vez que se estabilice la red y se recuperen los caudales en el tanque de reserva ubicado en San Agustín.

Durante la rueda de prensa el Gerente Gustavo Andrade, ratificó que se iniciarán las acciones legales pertinentes para identificar a los autores del hecho y a la vez pidió a la población estar pendientes del sistema para evitar futuros hechos violentos en contra de la tubería.

La autoridad también dijo que las pérdidas producto del daño de la conducción, son económicas y sociales, situación que es reprochable tomando en cuenta que debido al intenso verano, existen sectores en los que no se puede abastecer con normalidad el agua potable y que con esta acción se hizo que empeore el abastecimiento del líquido vital.