Un considerable avance registra la construcción del sistema de agua potable San Eduardo-Las Malvinas, ubicado al sur oriente de la ciudad. Esta obra está compuesta por una captación, planta de tratamiento, redes de conducción, distribución y ramales, trabajos que están en plena ejecución.

Este nuevo sistema que construye la EMAPA-I, a través de un convenio con el GAD Ibarra, Gobierno Provincial de Imbabura y los beneficiarios, servirá a alrededor de 700 personas que habitan en San Eduardo, La Violeta y El Rosal de Las Malvinas.

La obra civil de la planta de tratamiento del líquido vital está terminada y actualmente se trabaja en la instalación de accesorios (válvulas, filtros, equipos de cloración y energización). Una vez que concluya esta fase, en los próximos días se realizarán las respectivas pruebas de funcionamiento.

En lo que tiene que ver con la construcción de la línea de conducción y distribución, el avance de los trabajos bordea el 75 por ciento. Son más de 8 kilómetros de tubería PVC de diferentes diámetros que están instalados en San Eduardo, La Violeta y actualmente en El Rosal de Las Malvinas.

Este sistema se construye con una inversión de 350.000 dólares, financiados por el GAD Ibarra, EMAPA-I, GPI y los beneficiarios, a través de un convenio de cooperación.

El Gerente de la EMAPA-I, Gustavo Andrade Figueroa, dijo que esta obra será fundamental para garantizar agua potable de calidad y en forma permanente a la población que habitan en este lugar de la ciudad.