Mejora dotación de agua potable en comunidades del sector rural - EMAPA 2020
Mejora dotación de agua potable en comunidades del sector rural

Mejora dotación de agua potable en comunidades del sector rural

La Empresa Pública Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Ibarra, trabaja intensamente en el mantenimiento y mejoramiento de los sistemas que abastecen del líquido vital a las parroquias y comunidades del sector rural del cantón Ibarra.

Esta acción tiene como finalidad, garantizar el funcionamiento adecuado de las plantas, tanques de reserva y redes que sirven a los diferentes sectores. Como parte de este plan, en los últimos días se realizó el mejoramiento del sistema de la comunidad El Juncal de la parroquia Ambuquí.

En esta jurisdicción, la EMAPA-I, a través de la Unida de Agua Potable Rural, realizó una intervención integral al sistema, en donde destaca el cambio de alrededor de 200 metros de tubería de 110 milímetros en reemplazo de la tubería de 90 milímetros, desde la planta hasta el inicio de la red de distribución.

Esta acción de la Empresa beneficia a aproximadamente 2.000 personas que habitan en esta comunidad que limita con la provincia del Carchi, quienes en la actualidad disponen del servicio permanente de agua potable. En este sistema también se realizó el cambio de válvulas en el tanque de reserva y se instaló una válvula de desagüe para facilitar el mantenimiento y lavado de la infraestructura.

Mientras que en Guallupe de la parroquia La Carolina, la Empresa realizó el cambio de la tubería en el sector del puente que conduce a la comunidad Catarama, con lo que hoy el abastecimiento de agua potable en este sector es permanente. Este trabajo se hizo en coordinación con el Gobierno Autónomo Descentralizado Parroquial de La Carolina, que facilitó la maquinaria.

Además, en la comunidad Paniquindra, de la parroquia La Esperanza, se profundizó tres tramos de tubería de la línea principal del sistema El Cunrro, en una longitud de 200 metros, acción con la que se logró mejorar el abastecimiento a la población. En la comunidad San Clemente también se dio solución al desabastecimiento que soportaron los habitantes por muchos años.

El Ing. Abel Anrango, responsable de la Unidad de Agua Potable Rural de la Empresa, explicó que el trabajo que se cumple en las parroquias y comunidades rurales, está encaminado a garantizar la dotación permanente del líquido vital a la población.

“Nuestro compromiso es contribuir a mejorar la vida de las familias, mediante una gestión eficiente y transparente de los recursos y la dotación continua de servicios”, dijo por su parte el Gerente de la EMAPA-I, Gustavo Andrade, al tiempo de indicar que el mantenimiento de los sistemas ubicados en el sector rural y urbano del cantón es permanente, considerando que los mismos son fundamentales para alcanzar el desarrollo y transformación de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares