En diferentes sectores de la ciudad, la EMAPA-I, construye nuevos sistemas de alcantarillado sanitario y pluvial. Las obras servirán para mejorar la calidad de vida de la población y ampliar la cobertura de este elemental servicio básico.

Uno de los frentes en donde se trabaja, es en el barrio La Pradera de la parroquia Caranqui, en donde está en plena ejecución el alcantarillado pluvial en las calles Caranquis y Quijos, con conexión a la avenida El Retorno.

Esta obra de infraestructura básica registra un avance de alrededor del 60 por ciento; al momento está terminado el tramo correspondiente a la calle Caranquis y se trabaja intensamente en la Quijos, en donde se debe excavar hasta seis metros de profundidad para instalar la tubería y levantar los pozos de revisión.

Son 732 metros de red que forman parte de este proyecto, que tiene como finalidad, recoger de manera técnica las aguas provenientes de las lluvias y reducir riesgos de inundaciones en las viviendas ubicadas en esta parte de la ciudad. La inversión destinada para realizar este sistema es de 50.000 dólares.

Otro de los frentes de trabajo está en el barrio La Quinta de El Olivo, en donde con una inversión de 86.000 dólares se construyen 971 metros de red de alcantarillado pluvial con tubería que va desde los 200 milímetros hasta los 600 milímetros; esta obra beneficiará a alrededor de 80 familias.

Asimismo, en la calle Río Chimbo y General Pintag, parroquia Caranqui, la Empresa inició la ampliación del sistema de alcantarillado sanitario en una longitud de 102 metros en donde se instalará tubería de 250 milímetros.

Mientras que en la calle Las Magnolias, vía al barrio Santo Domingo de San Antonio, concluyó la construcción de la red de alcantarillado sanitario de 111 metros de longitud, en donde se instaló tubería PVC corrugada de 300 milímetros.

Visto 130 veces